PLAZA DE NUESTRA SEÑORA DEL PILAR.

La plaza de Nuestra Señora del Pilar es sin lugar a dudas y por muchas causas el espacio de mayor representatividad de la ciudad de Zaragoza. Las razones que operan para que esto sea así son múltiples, en primer lugar por estar situada en pleno corazón de la urbe, dentro del perímetro de la muralla romana donde la historia se plasma en forma de mitos y tradiciones que perduran y hunden sus raíces hasta casi el mismo origen fundacional de la ciudad.
Otras muchas razones son:  la trascendencia de los monumentos que la orlan, las enormes dimensiones, la monumentalidad del espacio urbano, lo diáfano del diseño y el hecho de ser totalmente peatonal, la convierten en sitio preferente para todo tipo de celebraciones ciudadanas.

Esto no siempre fue así, de hecho las colosales dimensiones actuales son obra del siglo XX. Anteriormente la plaza del Pilar contaba con poco más que el espacio libre de edificaciones frente a la basílica del Pilar.

14979111225_27980c1640_b
Imagen de la plaza del Pilar anterior a la reforma de los años 30.

La reforma proyectada en los años 30 fue concebida por el arquitecto Regino Borobio. En síntesis se trataba de conformar un gran espacio unificado entre las catedrales del Pilar y del Salvador, es por ello que fue denominado Avenida de las Catedrales, nombre que ha devenido popularmente a denominarse el Salón de la Ciudad.

Con objeto de conseguir el espacio necesario para tal efecto se tuvieron que derribar manzanas enteras de viviendas, perdiendo por consiguiente un elevado número de edificios de valor patrimonial, aunque quizá ninguno de gran calado monumental. Palacios como los de Ayerbe o Aytona sucumbieron a la piqueta y la fisonomía de esta antigua parcela de ciudad iba a cambiar radicalmente para siempre.

53394f9462c4b2779500c9d3f23d1f79
Abigarrado conjunto urbano que desapareció con la reforma, en el centro de la imagen el palacio de Ayerbe.

Las indicaciones generales del proyecto de Borobio trataban de conseguir un conjunto armónico y de proporciones monumentalistas que resaltasen los grandes monumentos ya existentes sin quitarles un ápice de protagonismo.
Para ello y siguiendo estrictos preceptos arquitectónicos del régimen del momento, concibió una serie de actuaciones consistentes en ordenar los vacíos resultantes con el objeto de dotar de unidad al espacio urbano.
Como resultado de la intervención el eje visual cambia la panorámica de cada monumento al perder su pequeño espacio íntimo previo dejando por otra parte a los monumentos exentos de edificaciones satélites.

65_zaragoza_plaza_del_pilar_dfrd-2

27075606

Regino Borobio proyecta cuatro grandes manzanas que van a ocupar el espacio destinado a nuevas edificaciones, es el momento que se aprovecha para que las instituciones representativas de poder sitúen sus sedes a lo largo de todo el eje de la plaza. Las nuevas manzanas iban a ser destinadas a hospedería y juzgados al oeste, delegación de gobierno y ayuntamiento al este.

Los criterios estéticos genéricos son trazados desde el principio;  líneas sencillas sin apenas alardes decorativos. Las plantas bajas con porches adintelados de piedra ayudan a enfatizar la sensación de conjunto. Las fachadas son de ladrillo visto con vanos jerarquizados en función de la altura y balcones corridos en la primera planta. Todas las intervenciones que en su mayoría fueron firmadas por el propio Regino Borobio siguen las directrices marcadas por el proyecto inicial, el resultado por lo tanto es muy sobrio y de marcado carácter monumentalista pero algo monónoto en su conjunto, dada la carencia de decoración y la tendencia a la unificación a la que rinden tributo los nuevos proyectos. Por otra parte resultan evidentes las referencias a la arquitectura local y al movimiento racionalista.
944111_1

zaragoza_075

Un caso particular es el núcleo que va a ser destinado a ser sede del nuevo ayuntamiento de la capital aragonesa, cobra especial protagonismo por estar situado entre los dos principales monumentos existentes previos y por lo tanto espacio de transición entre ambos. Compositivamente es una interpretación de la Lonja, edificio fundamental del renacimiento civil en Aragón. Su proyecto se llevó a ejecución a partir de la década de 1940 y entre los arquitectos que colaboraron están José de Yarza y José Beltrán. El ayuntamiento es de entre los nuevos proyectos para la plaza del Pilar, el de mayores pretensiones formales y decorativas.
SONY DSC

En el interior destaca la escalera principal inspirada en la existente en el palacio de la Aljafería.
Magníficas techumbres de madera cubren tres de los principales salones, las tres provienen del desaparecido palacio de Osera y su datación corresponde al siglo XVI. Junto a la entrada principal dos grandes esculturas, la de San Valero y la del Ángel Custodio de la Ciudad, llevan la firma de Pablo Serrano.
Destaca de igual modo el soberbio alero de madera tallada que remata el edificio, fiel a la tradición aragonesa.
ayuntamiento-zaragoza-ca

IGLESIA DE SAN JUAN DE LOS PANETES.

La espacio público donde se sitúa la iglesia se extiende sin solución de continuidad hacia la plaza del Pilar, aunque visualmente las separa el monumento a la hispanidad. Por otro lado la iglesia se alza en un extremo de la ciudad romana, justo al borde del tramo de muralla que da al río Ebro y posteriormente aquí se levantaría el alcázar musulmán.
El lugar ha sido muy modificado por los cambios urbanos de la ciudad en el siglo XX, como se puede apreciar en la siguiente foto.
14680185008_076ace7291_b

La iglesia actual se construyó en el siglo XVIII sustituyendo a otra anterior, siendo el lugar sede de la Orden de San Juan de Jerusalén.
El interior es de tres naves, de planta basilical siendo las naves laterales más bajas que la central. En el centro se eleva una cúpula de lunetos.

800px-Zaragoza_-San_Juan_de_los_Panetes_04

800px-Zaragoza_-San_Juan_de_los_Panetes_06

Al exterior presenta fachada de ladrillo articulada por cuatro pilastras, terminada en frontón y portada barroca de piedra que culmina en una hornacina con la imagen de San Juan Bautista.

lazuda-los-panetes-muralla-zaragoza

La torre levemente inclinada hacia el este es de ladrillo, planta octogonal y con ventanales en arco de medio punto. Remata la torre un chapitel y su datación correspondería al siglo XVI, anterior por lo tanto a la iglesia.

104380308

PORTADA DEL PALACIO DE SORA – CONVENTO DE LAS HIJAS DE LA CARIDAD.

El palacio de Sora o Salavert se situaba en la calle de la Yedra, en el barrio de la antigua judería. A raíz del proyecto de urbanización de la calle de San Vicente de Paúl y adyacentes, con el nuevo trazado viario y reparcelación propuestos fueron afectados numerosos edificios, entre ellos estaba el palacio de Sora, que fue derruido en 1936.
La portada no obstante fue salvada de la destrucción siendo restituida en otro punto de la ciudad. El nuevo convento de las Hijas de la Caridad, edificado poco después del derribo del palacio iba a ser su nuevo emplazamiento.

15921916595_fc52d122a5_h

15488834427_c577eb070b_b
Imágenes del desaparecido palacio de Sora o Salavert.

La portada barroca de alabastro muy original dibuja un arco tribulobulado sobre el ingreso en arco de medio punto. Además el conjunto dispone decorativas figuras antropomorfas femeninas a los lados y un ángel coronando el conjunto.

Zaragoza_-_Palacio_de_los_Sora

El nuevo convento de las Hijas de la Caridad, proyectado por los hermanos Regino y José Borobio, levantado a comienzos de la época de 1940, es un edificio con fachada de ladrillo a cara vista, de gran sobriedad y pureza de líneas. La planta baja presenta despiece de hiladas como elemento decorativo. Los ejes de vanos son adintelados y sin apenas alardes decorativos.

salavert

MURALLAS ROMANAS.

Las murallas romanas rodeaban completamente el recinto fundacional de Caesaraugusta, una ciudad con forma rectangular cuyos lados mayores eran paralelos al curso del río Ebro.

14748225820_9e2dc55420_b
Plano de la ciudad romana de Caesaraugusta.

Las murallas afloran en varios puntos en diversos grados de conservación y sus sillares han servido para cimentar posteriores construcciones. Sin embargo no ha llegado hasta nosotros ninguna de las cuatro puertas que permitían el acceso al interior urbano a través de las dos principales calles de trazado perpendicular. El tramo mejor conservado es sin lugar a dudas el correspondiente a la avenida de César Augusto.

las_murallas_y_el_torreon_de_la_zuda_big111

Este tramo de unos 100 metros de longitud consiste en dos muros yuxtapuestos, el interior de hormigón y el exterior de sillería. Hacia el exterior dispone de torreones semicirculares separados entre sí por catorce metros.

2903645525_a7b5c92c90_b

La datación de lo conservado corresponde al siglo III, época en la que se refuerzan las murallas fundacionales por razones defensivas.

DSCN16141-1024x768
Vista del tramo de muralla romana desde la torre de la Zuda.

En uno de los extremos de las murallas conservadas se ha situado la estatua dedicada a César Augusto, del que toma directamente el nombre la nueva colonia romana tras la fundación.
Estatua_de_César_Augusto-Zaragoza

Una vez completada la nómina de municipios de la provincia de Zaragoza, voy a pasar a realizar un recorrido por lo más sobresaliente de la ciudad de Zaragoza, a través de sus edificios y lugares más emblemáticos, enfatizando los de mayor relevancia desde los puntos de vista artístico, arquitectónico o cultural. Voy a tratar de mostrar el variado compendio de lugares que las sucesivas épocas nos han legado por medio de manifestaciones de diferente factura y estilos.

TORRE DE LA ZUDA – OFICINA DE TURISMO DE ZARAGOZA.

La torre de la Zuda es el único vestigio existente de lo que fue el palacio de los gobernadores musulmanes de Saraqusta, su ubicación en el plano de la ciudad se asienta en línea con la muralla romana y directamente edificada sobre el más septentrional de los torreones de la muralla romana que en este punto giraba en ángulo recto frente a la barrera natural del río Ebro. saraqusta Plano de Saraqusta indicando la situación de la Zuda musulmana.

De la Zuda musulmana apenas quedan restos notables hoy en día, salvo los cimientos visibles a través del suelo de cristal en la planta calle. TORREON DE LA ZUDA Estado de la torre de la Zuda anterior a su actual restauración.

La mayoría de lo que hoy podemos observar se debe a una reconstrucción posterior llevada a cabo a lo largo del siglo XVI. http://www.fotonazos.es El edificio es de planta cuadrada realizado en ladrillo a cara vista. Tal característica la vamos a encontrar por doquier a lo largo de todo el recorrido por la ciudad, ya que es el material que usualmente se ha utilizado por razones económicas y geográficas para las fábricas de los edificios en las diferentes épocas históricas. la zuda puente Los diferentes cuerpos están separados por impostas de ladrillo. El lugar funciona actualmente como oficina de turismo municipal. http://www.fotonazos.es A través de una escalera se puede acceder a los cuerpos superiores donde se muestran imágenes de Zaragoza a modo de mirador. http://www.fotonazos.es la zuda interior 01